Twitter y las retransmisiones deportivas

Desde hace años, los principales medios de comunicación en internet suelen acompañar los eventos deportivos con un servicio de "retransmisión" en vivo del acontecimiento. Un periodista va desgranando la evolución del partido, carrera o evento en pequeñas frases que permiten al internauta tener una actualización constante del estado del mismo. Existen para partidos de fútbol, baloncesto o tenis, leemos todo lo que va sucediendo en las etapas de las grandes vueltas ciclistas o la evolución de una carrera de Fórmula 1.

Con la aparición de twitter y su popularización o a través de Facebook, ese fenómeno se ha trasladado a las redes sociales. En este caso cualquiera se convierte en narrador de los hechos y se realimenta con los comentarios de los demás convirtiendo la retransmisión en una rica conversación multidireccional. Ahora
también se comentan los programas de televisión, o las películas y series de moda, excediendo el círculo deportivo y ampliando por tanto el volumen de interesados.

Pero ahí no queda la cosa, en este mundo que demanda inmediatez en la información (que duro lo están pasando los periodistas con esto) los ciudadanos quieren más y hemos pasado a informar y discutir en tiempo real cualquier foco informativo: la aprobación de una ley en el congreso (por la Ley Sinde), las elecciones, un juicio o las revueltas callejeras acaecidas en Túnez o Egipto.

Y en la virtud está el problema. Esa información en tiempo real nos ha convertido en exigentes espectadores que demandamos un final apoteósico, como en las pelis americanas que gusta decir el gran Santiago Segura. Ese deseo de que todo acabe bien lleva incluso a tergiversar la conversación y no ser parcial. La noche del pasado viernes en Twitter se veía a Hosni Mubarak como un presidente derrocado y huyendo, confundiendo deseo y realidad (al menos de momento).

Y es que todavía no estamos preparados para gestionar ese flujo de información constante. Llegamos a un punto en el que nuestra cabeza se satura y pasamos de ser mentes analiticas procesando los datos recibidos a relajarnos ante la retransmisión como si ante un partido de fútbol nos encontrásemos sin darnos cuenta que las revoluciones no acaban en el minuto 90.

Foto: Egipto en la Wikipedia
Related Posts with Thumbnails
top