La vida es móvil

Como si de un anuncio de una operadora de telefonía móvil se tratase, me he tomado la licencia de repetir su slogan. Todo viene a colación del reciente proyecto que he dirigido y coordinado para implantar servicios bancarios en dispositivos móviles.

Observando la acogida en los clientes y procesando recientes experiencias con amigos y compañeros en el uso de estas y otras utilidades de nuestros teléfonos móviles o celulares (en América latina), puedo asegurar que el futuro pasa por los servicios en el móvil. Estos servicios no serán un pequeño subconjunto de los servicios que una misma compañía o institución ofrece por Internet, eso está bien para empezar, sino que deben ser servicios con entidad propia.

La usabilidad, funcionalidad y características de los teléfonos móviles, smartphones o dispositivos específicos (Peek, iPad, etc) son muy particulares, pero lo es más la forma y los lugares en los que la gente, personas como tú y como yo, los usamos.

Es decir, en un primer estadio, nos conformamos con migrar operativas de internet interesantes al mundo móvil, luego el cuerpo nos pedirá más, pero no más migraciones, no se trata de convertir nuestros móviles en un bazar similar al de nuestras webs. El objetivo deberá ser poner aquellos servicios que nuestros clientes necesiten cuando están en movilidad y/o aquellos que encajen en la forma de utilizar nuestros móviles, existan ya o no a través de internet.

Ejemplos empiezan a surgir, ¿se os había ocurrido agitar el móvil en una tienda para pagar? Pues ya existen experiencias piloto en algunos sitios.
Related Posts with Thumbnails
top