¡Qué malvadas son las Redes Sociales!

Ves las noticias, lees periódicos, participas en conversaciones con compañeros de trabajo o amigos y amigas y, de manera habitual, te encuentras con opiniones que señalan a las redes sociales como el mal de nuestro tiempo. Estas opiniones, normalmente cargadas de desconocimiento, aluden a la falta de privacidad, la existencia de perfiles falsos o la facilidad para el engaño para señalar  que las redes traerán el apocalipsis.

En las empresas también hay una buena representación de agoreros hablando de la reedición de la burbuja, de la falta de planes de negocio o de inversiones fallidas en web 2.0.

No lo entienden. Las redes sociales no son un fin en si mismo, son un medio. No son malas ni buenas. Los hay que las usan para el ocio, otros para ligar, otros para delinquir, otros para aprender y estudiar y otros, como es el objetivo de la empresa, para hacer negocios.

Como todo canal de comunicación, uno debe utilizar los códigos y las maneras adecuadas para conseguir el mejor rendimiento a sus acciones. Para tener éxito en las redes sociales hay que saber moverse en las redes sociales, no bastan voluntariosos becarios o gabinetes de prensa. Es necesaria una estrategia, pero,  hacer negocios ¿como?. Suelto unas píldoras:
  •     Atendiendo mejor a los clientes
  •     Conociendo sus preocupaciones y necesidades
  •     Vendiéndoles productos ajustados a su perfil
  •     Convirtiéndoles en prescriptores de nuestra marca y productos

¿Qué planes de negocio tenemos para hacer esto realidad? ¿como se van a medir los retornos? ¿somos capaces de crear campañas comerciales en un medio en el que cada vez mayor número de personas gasta mayor número de horas al día?

Ni burbuja, ni enemigos ocultos ni nada. No dibujemos obstáculos externos y difusos para evitar enfrentarnos al reto que supone entrar en un medio nuevo, con nuevas herramientas y con un alcance y evolución no estable a medio plazo.

Foto: Wikimedia commons
Related Posts with Thumbnails
top