Geolocalización

Ahora la moda es hablar de Buzz, el nuevo invento de Google que, sobre el papel que no en la práctica, quiere competir con twitter o facebook en canalizar la información en tiempo real del usuario. Son herramientas para contar en pocas palabras, lo que hacemos, sentimos o pensamos en cada momento.

El complemento perfecto para este tipo de herramientes son los dispositivos móviles que recogen el momento tan pronto se produce, incluso acompañándolo de fotos o videos. Las tarifas planas de Internet en el móvil se convierten en algo obligatorio y la localización geográfica del usuario, bien utilizando la antena de telefonía más cercana como referencia o bien el GPS del propio teléfono pasa a ser un dato relevante.

Este dato, la "geolocalización" del usuario, de momento no pasa de ser una incipiente promesa con muchos proyectos alrededor pero que, como en tantas ocasiones ocurre, los usuarios no terminan de aprovechar. Se piensa en magníficas aplicaciones de márketing, feroces campañas publicitarias cuasi personalizadas, una conexión permanente a familia y amigos, pero todo choca con el usuario.

Ese usuario, al menos en España, parece reacio a compartir su situación y sus pasos. Incluso yo, que no suelo cortarme mucho con esos temas, no termino de tener claro que cualquiera conozca mi localización sin mi autorización previa. Si ese es mi caso, puedo hacerme una idea de lo que pensará gente mucho más preocupada por esos temas, como mi amigo Miguel Angel, siempre preocupado hasta el extremo por la privacidad y el valor de la información.

En ese punto, las herramientas empiezan a fallar, si no hay masa crítica de usuarios que comparten su localización, muchas iniciativas no pueden llegar al umbral de rentabilidad. ¿Cómo podemos cambiar esto? Vale, sí, lo primero cambiarme a mi mismo, pero después de eso...
Related Posts with Thumbnails
top