Cita Sanitaria Online

En Madrid ya es posible reservar cita en tu centro de salud a través de internet. Las competencias sanitarias hace ya tiempo que están transferidas a las comunidades autónomas, por lo que las diferencias en la gestión sanitaria a lo largo y ancho de la geografía española son muchas.

Quizás tu comunidad autónoma disfruta de la administración electrónica en todo lo relacionado con la sanidad, pero para Madrid, una simple cita es ya un gran paso frente a esos teléfonos que nunca responden en tu ambulatorio.

Algo había escuchado acerca de que el servicio estaba operativo, pero la verdad es que no tenía la certeza. Tras recorrer unas cuantas páginas de la web de la Comunidad de Madrid, llegué a la petición de cita (incluida la "queja" de mi navegador ante un certificado digital de la web mal instalado) a través de un enlace a la derecha de la página dedicada a la Sanidad: Cita Sanitaria Online.

No es necesario ningún certificado digital ni aprendernos otro usuario y contraseña más. Basta con el número de la tarjeta sanitaria (el que empieza con 4 letras seguido de unos cuantos números), la fecha de nacimiento y el múmero de DNI. En el caso de los menores se indica el DNI de cualquiera de sus padres.

El proceso implica buscar tu ambulatorio en una lista lo que, si ya hay cita online en todos, se convierte en un paso completamente superfluo. Después se introducen los datos de la tarjeta y la fecha de nacimiento y en la siguiente pantalla nos pedirá confirmar utilizando nuestro nímero de DNI.

Elegiremos día y hora y confirmaremos nuestro doctor. El sistema nos facilitará la hora libre más cercana a nuestras preferencias así como los datos de facultativo y enfermera que nos corresponden. Si no queremos hacer ningún cambio, el proceso ha finalizado en este punto. Podremos volver a acceder y cambiar o anular nuestra cita en cualquier momento.

Ayer domingo a última hora pedimos cita en el pediatra para las dos mayores y en el médico de familia para Bar. No me atreví a publicar este artículo hasta comprobar empíricamente que la cita era correcta y no había imprevistos en la reserva de hora, como así ha sido.

Pues eso, tras pedir pizza por internet y visitar a Mazinger, mi frikiranking hace escala en el ambulatorio. No me tengáis miedo, puedo ser normal cuando me lo propongo.
Related Posts with Thumbnails
top