Educando en democracia

"Fiesta de la democracia" en toda Europa y yo incapaz de explicar a mis hijos en que consiste esto de ir a votar. No lo he conseguido, a saber que posos han dejado mis explicaciones en sus inquietas cabecitas.

Las dos niñas, seis y cinco años, han entendido en que consiste el proceso, se mete un papelito en un sobre y se introduce el conjunto en una caja de cristal. Con suerte, unos amables señores permiten que sean ellas mismas las que realicen dicha acción, para ellos el éxtasis de la democracia.

Pero... ¿Para que sirve? para elegir a quien manda. No lo compliquemos más. ¿y por qué hay qué elegir a quien manda? Pues eso, la cosa se complica. ¿y si elegimos a quien manda porque no se vota a una persona? Vaya, el concepto partido no parece ser entendible, lo intento pero eso de "partido" despista un poco ¿podemos votar al Real Madrid? No, hija, eso si que no, en casa somos del Estudiantes y el fútbol no nos pone nada. Si acaso del Betis.

Como para introducirles en las ventajas de la democracia, ellos tan felices de dictadura en dictadura, de la de los padres a la de los profes y viceversa. Como empiecen jovencitos en esto del poder del pueblo, me los veo votando el menú de casa, los horarios de irse a la cama o las actividades de la familia. En cualquier momento te montan una moción de censura y te largan por la puerta. Hablando de horarios de irse a la cama, lo hicieron con el compromiso de que les diga quien ha ganado por la mañana.

Espero que futuras convocatorias electorales no supongan tantas dudas en su utilidad, ni para mis hijos ni para el casi 50% de españolitos que hoy no hicieron frente a su deber para con el país.

Lo que tengo claro es que nunca les intentaré explicar porqué todos parecen haber ganado las elecciones ¿es para que yo no cumpla el compromiso adquirido de revelar el ganador a mis hijas?. Lo dicho, ¿para cuando un gobierno sin políticos?

3 comentarios:

Related Posts with Thumbnails
top