Cambios

¡Qué duros son los cambios! Duros pero completamente recomendables. Llevo más de un mes con problemas para mantener el blog, ser activo en twitter o compartir cualquier tipo de actividad ya sea en línea o en lo que denominan "Mundo Real".

El origen de las estrecheces para disponer de tiempo es un reciente cambio laboral, no por buscado y deseado menos complicado. No cambio de empresa, ni de perfil, pero cambio de compañeros, de jefes y por supuesto de tareas. Por cierto, de sueldo también, que siempre ayuda a poner en valor lo que uno hace.

Los cambios son duros. Abandonas tu zona de confort, te enfrentas a toda clase de nuevos retos, con protocolos de actuación diferentes y con apoyos y compañeros distintos. Que sean retos atractivos no los hace menos complicados, aunque si más llevaderos. En mi caso el cambio ha supuesto cruzar la línea y ahora estar al "otro lado", de cliente a proveedor, lo que hace la situación más paradójica y singular.

No creo que yo me vaya a encontrar en esa situación, pero un compañero que ha realizado un cambio similar recientemente se ha encontrado analizando documentación y propuestas que él mismo había generado, con otra camiseta, semanas atrás.

En cualquier caso, tener la posibilidad de trabajar en cosas nuevas, de conocer otros puntos de vista y de generar nuevas oportunidades es algo que, en mi caso, me motiva e interesa mucho. Soy particularmente inquieto, pero imagino que hay gente a la que no le gusta el cambio. Tienen un problema en esta sociedad en la que el cambio te arrolla quieras o no.
Related Posts with Thumbnails
top