Internet móvil

En mi factura de teléfono móvil he tenido una sorpresa curiosa, especialmente porque no está relacionada directamente con el importe de la misma, sino más bien con el reparto de los costes.


¿Qué tiene de particular? Por primera vez en mi vida el coste de los datos supera al de voz. Antes de nada explicar que en casa tengo teléfono fijo con tarifa plana y ADSL y en la oficina paso todo el día igualmente conectado, con lo que el consumo de datos se debe a usos esporádicos y relleno de tiempos muertos cuando estoy fuera de casa.

Mi operador es Yoigo, cuyas tarifas tanto de internet como de voz son extraordinariamente competitivas (no hay sablazo por usar internet). Afortunadamente no he tenido que sufrir los problemas de Jerónimo Palacios con el ADSL de Vodafone y mi experiencia con internet en el móvil es satisfactoria, eso sí, utilizo software instalado por mí en mi Sony Ericsson y no los programas que vienen por defecto. En concreto: Opera Mini (navegador), gmail (aplicación específica) y Twibble (para manejar Twitter). Los feeds RSS de Google Reader los leo desde el navegador ya que no me gusta la aplicación específica de Google.

He consultado la factura del mes en curso y va por el mismo camino que la de febrero, evidentemente se trata de un cambio que llega para quedarse, un paso más hacia la ubicuidad de Internet: en cualquier sitio, con cualquier dispositivo y a cualquier hora.

Vale que no me considero usuario modelo y quizás hasta dentro de un par de años no se generalice este patrón de consumo, pero la tendencia es clara. Para la reflexión: ¿usas tu móvil para conectarte a internet? Si no lo haces ¿se debe al coste? ¿a la usabilidad del teléfono? ¿a la falta de interés? Espero vuestros comentarios.

3 comentarios:

Related Posts with Thumbnails
top