El secreto está en la masa

Tras la paliza que se han dado Clara y Bárbara para dar de cenar a los seis niños que había por casa (los mayores de cinco años, ojo), hemos pensado que los mayores cenaríamos pizza gentileza de Telepizza.

En esta ocasión, como tenía el PC encendido, hemos pensado realizar el pedido por internet (sí, soy así de geek) para aprovechar las ofertas por usar dicho canal. Dicho y hecho, www.telepizza.com y a rellenar datos (pocos eso sí).

El proceso de registro es correcto y ligero. Como en todas las altas de este tipo aceptas que tus datos los van a ceder hasta al último negocio del mundo, pero ya estamos acostumbrados. Eso sí, como en otros muchos sitios te mandan un correo de bienvenida con la clave que acabas de elegir puesta en claro, es decir, que no la deben guardar encriptada, así que por favor utilizad una diferente a la habitual.

Luego viene el momento del pedido. La web me ha gustado mucho y está muy claro lo que puedes pedir, lo que lleva cada pizza, los pasos que tienes que completar y las etapas que comprende tu pedido. Es rápido elegir pizzas, incluso las diseñas, llegas al momento del pago donde ellos mismos te ofrecen las ofertas vigentes o que mejor se adaptan a tu pedido (se acabó guardar los papelitos del buzoneo) y, antes de confirmar, seleccionas los extras tipo refrescos, aperitivos o postres.

Es muy claro el importe final y la hora de entrega a domicilio o recogida en el local, pero en esta página he encontrado varios problemitas:
  1. En mi caso seleccioné recoger en el local pero la información que se muestra al final da a entender que has seleccionado que te lo lleven (aparece tu domicilio como lugar de entrega)
  2. La selección del modo de entrega se hace al principio de todo el pedido qunque yo la preferiría al final, porque a veces el tiempo de recogida es muy diferente)
  3. NO hay forma de volver atrás en cualquier paso sin tener que cancelar todo el pedido.
Una vez pedida, te mandan un correo para confirmarte horarios y referencia del encargo. Todo muy bien formateado y presentado. Por cierto, lo mejor es que las pizzas estaban listas cuando, puntualmente, he acudido al local de al lado de casa.

Fotos: Barry Kent (telepizza polaca) y Ildar Sagdejev (pizza keyboard) vía Wikimedia Commons
Related Posts with Thumbnails
top