Internet es la "prolongación" de nuestro cerebro

En la apasionante charla de Ignacio Martínez Mendizábal que os contaba hace unos días, hubo una frase para enmarcar que si bien me gustó en su momento, no fui capaz de sacarle todo el jugo. Ramón la etiquetaba como el "Titular" de la charla, por lo que bien se merece una revisión.

Una parte de la charla describía como el tamaño cerebral del hombre había ido creciendo progresivamente con la evolución humana. En un determinado momento, ese cerebro estuvo capacitado para aprender a utilizar herramientas que potenciasen las habilidades humanas.

Un poco más tarde, el cerebro estuvo en disposición no sólo de usar las herramientas sino de crearlas. De esa manera surge la tecnología y la lucha humana por superar sus límites físicos una y otra vez. El hombre inventa armas para potenciar su capacidad de cazar, mejora los aparejos de pesca, pasa de ser un mero recolector a crear la agricultura y la ganadería, inventa medios de transporte y una larga enumeración de avances tecnológicos.

Pero siempre queda el límite del cerebro "cuanto saber puedo albergar", hasta que llegó Internet, el conocimiento al alcance de todos. Se liberan recursos en nuestra cabeza, ya no es necesario almacenar el dato, basta con saber encontrarlo y usarlo.

Yendo a un ejemplo cercano, ese uso de la tecnología permite a una persona como mi buen amigo luismi, sin el conocimiento detallado del medio, construirse su propio "faro" y dotarle de contenido. No ha necesitado ni estudios de periodismo, ni de informática para crear el sitio web. Le ha bastado con buscar lo que necesitaba en cada momento o contactar con quién le podía facilitar lo que no conocía como conseguir por sus propios medios.
Related Posts with Thumbnails
top