Aquellos maravillosos años...

La teoría de los grados de separación es cada vez más sorprendente. Sabéis que soy especial fan de Enrique Dans. Pues en dos semanas y sin buscarlo me he encontrado a un grado de separación en dos ocasiones.

Una de ellas ha sido merced a Facebook y mi ex-compañero David. Es normal que una red social sirva para esto.

La otra ha sido un poco más rebuscada, bajamos a comer los compañeros del departamento y nos sentamos en una zona no habitual. Al poco aparecen Andrés y Nora, dos compañeros de trabajo, aunque no de nuestro área, pero sí con un pasado común con gran parte de los comensales por lo que son invitados a nuestra mesa.

A raíz de una conversación que no recuerdo, mi amigo Ramón, un gran embajador para este blog, les invita a visitarlo. Y, casualidades de la vida, la visita de Andrés se convierte en un salto al blog de Enrique Dans, al que conoció en 1995, y en un correo para retomar el contacto.

Sin Internet, nada de esto hubiera pasado, ni blog, ni correo electrónico, ni red social ni, por supuesto la inmediatez de todo. Pero lo más divertido ha sido investigar, perdona Enrique, a que se dedicaba el Señor Dans en ese año. No lo revelaré, que lo cuente él (incluso quizás ya lo ha hecho alguna vez en su blog), pero si avanzaré que los blogs no eran entonces una tendencia que pudiese dar de comer a nadie

Yo en el 95 ya enviaba correos, pero no recuerdo si ya había usado el maravilloso netscape 1.algo que existía en algunos terminales gráficos del Centro de Cálculo de la Facultad de Informática de la UPM. En cualquier caso esto ha cambiado un montón.
Related Posts with Thumbnails
top