El hombre que lo medía todo

El día de Nochevieja, a mediodía, tenemos por costumbre juntarnos viejos amigos para tomarnos unas cañas y despedir el año, o, según se vea, saludar al nuevo, con una sonrisa. Esta tradición se remonta por lo menos a los últimos diez años.

En la reciente "edición" de tan magno evento hubo ocasión para bromear acerca de mi tendencia a medirlo y controlarlo todo, llámese tiempo, dinero o cualquier tipo de recurso. Creo que era un antiguo anuncio de Airtel (ahora Vodafone) el que presentaba un personaje al que etiquetaban con la coletilla "el hombre que lo medía todo".

Aparte de hojas excel para la economía familiar (con proyecciones a más de un año) o el seguimiento de las hipotecas y préstamos, podría citar los "To do" (tudus en castellano) y agendas varias, las hojas de ruta para las próximas vacaciones o las diferentes listas abiertas que pueblan mi vida ya sea la lista de la próxima visita a Carrefour, la de invitados al próximo evento social, la de temas por tratar en este blog, etc.

Visto lo visto y como no podía ser de otra manera, había que "medir" al blog. A falta de otra opción mejor, estoy realizando su seguimiento a través de Google Analytics. Es pronto para sacar conclusiones pero una tendencia que por ahora tengo identificada es que el número de visitas no se ve afectado directamente por el número de artículos nuevos, aunque la Navidad y la poca publicidad que de momento he realizado del blog (todavía reciente) pueden estar distorsionando estos resultados.

Otra tendencia, esta vez más clara, y que confirma mi experiencia de la llamada web 2.0, es que mientras más colaboro y comento en los blogs que leo habitualmente (¿para cuando una lista de tus blogs favoritos Jaime?), más crece, ahora sí, el tráfico de lectores (incluso algunos comentan).

La reflexión me hace cambiar mi propio punto de vista de este blog, y no ha pasado ni un mes desde que comencé. Es necesario crear contenidos o aportar nuevas visiones sobre los ya existentes, pero existe un grado adicional de riqueza que consiste en compartirlos y retroalimentarse mutuamente en la discusión.

Gracias a todos los que leéis (primer grado), mil gracias a los que comentáis (segundo grado) y millones de gracias a los que decidís escribir también en otros blogs (tercer grado).
Related Posts with Thumbnails
top