El Comercio Electrónico y la Navidad

Dedicando hoy un pequeño rato al noble arte de emular a los Reyes Magos, me ha venido a la cabeza lo complicado que es que el Comercio Electrónico conquiste hitos tan significativos como la búsqueda del regalo perfecto.

Considero Internet imprescindible para encontrar un producto concreto e incluso adquirirlo a buen precio y cómodamente, pero no me siento cómodo cuando lo que busco es "hacer un regalo a mi padre". No me conectaría a, por ejemplo, www.elcorteingles.es para navegar arriba y abajo por los departamentos a golpe de ratón, pero sí lo hago en la tienda física.

Vale que la tienda online de estos conocidos almacenes dista mucho de ser atractiva y usable, pero creo que la idea se capta bien con el ejemplo. Pasa algo parecido en el supermercado, cuando hacemos la compra por Internet rara vez nos salimos de "la lista", pero en el mundo físico, donde incluso no siempre llevamos lista, somos mucho más flexibles.

¿habéis comprado alguna vez por Internet? (si es que no, ya os vale machotes. Que los tiempos cambian)
¿habeis experimentado lo mismo que yo?

Como sabéis, me considero un "nativo" Internet, o al menos cercano a ello, pero quizás la respuesta esté en lo que hemos sido educados y, en este caso, yo a mis padres y amigos no les he visto con el navegador hasta bien mayorcitos.
Related Posts with Thumbnails
top