Como elegir el nombre de un blog

Acabo de pasar una experiencia poco agradable como puede ser poner nombre a un blog. El título es algo que sesga y predispone al lector queramos o no y además forma parte del ADN del propio blog.

Entonces la decisión "no será baladí" (como diría mi amigo Santos). Yo he planteado cuatro posibilidades
  • Relacionado con la temática: lo he rechazado porque restringe la libertad a hablar de lo que considere oportuno.
  • Abstracto: Nos inventamos un palabro o frase y a publicar como campeones. Me resulta impersonal y además necesitaremos de una buena capacidad creativa para elegir un nombre adecuado y que no quede anticuado con el tiempo (pienso seguir publicando entradas una temporadita)
  • Marketiniano: Cogemos un concepto o frase que sea atractivo y venda. Inconvenientes: a estas alturas de siglo, los nombres típicos ya existen y puede ser una tarea complicada.
  • Relacionado con el autor: tiene un aire pedante pero parece la decisión más equilibrada. Como mi creatividad está enfocada en otros cometidos he decidido adoptar la solución más sencilla y que además funciona a figuras de la blogosfera (si, ya se que hay otros o que todo es opinable, pero a mi me gustan) como Enrique Dans o Martin Varsawsky
Estas categorías no son cerradas y existen mestizajes deliciosamente bonitos como el de mi amigo Samuel y su "Dentro de zahoneo" (http://dentrodezahoneo.blogspot.com), un nombre que juega con su apellido, con el marketing, con una filosofía de vida... envidia. Y como no todos tenemos esa capacidad de síntesis, nos quedamos en soluciones más parcas.

El caso es que barajé un nombre pero al final lo descarté porque no me parecía que fuera a ser entendido por todo el público objetivo del blog y porque tenía miedo de que pudiera quedar anticuado o, lo que es peor, viciado. ¿qué os parece?:

"Mamá, yo quiero ser 2.0"
Related Posts with Thumbnails
top