Como molaba ser innovador

Ser un innovador era de lo más exclusivo. Me gustaba serlo. En toda su extensión. Me encantaba conocer cosas nuevas a traves de blogs, twitter o encuentros, hibridar teorías y negocios, poner en marcha nuevas formas de hacer las cosas, transportar a mi trabajo diario cosas que antes no se habían hecho, compartirlas con compañeros de la vieja escuela que aportaban su punto de vista y, juntos, cambiar formas y modos que parecían inmutables.

Todo ello se servía con altas dosis de ficticia clandestinidad, reuniones paralelas, comidas furtivas, visitas fugaces. Todo formaba parte del decorado y del aliciente, de forma simultanea, cualquier cosa valía con tal de diferenciarse de la rutina y de la indiferencia de muchos que no creían en los cambios.

Pero se puso de moda hablar de Innovación.

Y toda la exclusividad se ha venido abajo. "Pero eso es mejor, por fin el mensaje ha llegado a todo el mundo", sois unos ingenuos. Muchos de esos nuevos innovadores lo hacen como rutina, sin sentirlo, sin quererlo. Es simplemente la nueva rutina a seguir para sobrevivir en las organizaciones, se les llena la boca hablando, pero hacer, lo que se dice hacer, hacen poco. Y mucho menos innovar.

Y por el camino nos han hecho perder esa clandestinidad, esas señas de identidad que nos hacían únicos. Todos tienen twitter, incluso blogs, pero no crean valor, tímidos retuiteos de los gurús y famosetes de turno y algún que otro artículo con sabor a 2007.

Estamos en 2015 y todo el mundo va a lo mismo, habla de lo mismo y aparenta hacer lo mismo. Pero tu y yo sabemos que, como decía Martes y 13 hace 25 años, "es lo mismo, pero no es igual". Simplemente se necesita encontrar la nueva manera de marcar la diferencia. Afortunadamente la busco, y buscar es la antesala del éxito.

Porque yo sigo queriendo innovar, sigo viviendo la innovación.




Nota: La foto la elegí de aquí.

¿A qué llamamos Fintech?

Uno de los palabros de moda, especialmente entre los que trabajan en el sector financiero es "Fintech". No encontrarás mucha gente que te sepa definir exactamente lo que significa, para empezar no tenemos claro si es un adjetivo o un sustantivo, pero se usa y mucho.

Como muestra de hasta donde puede llegar nuestro amor por misteriosos anglicismos cargados de modernidad, incluí hace unas semanas el término en mi perfil de Linkedin. Resultado inmediato: un río de nuevos contactos y oportunidades indudablemente surgidas a raíz de la dichosa palabrita.

Fintech es una palabra compuesta a partir de dos palabras inglesas "Financial Technology" y se utiliza para etiquetar a todos los negocios y líneas de trabajo basadas en el uso de software y aplicaciones informáticas para proveer servicios financieros (en la wikipedia en inglés está extensamente descrito).

La capacidad de proceso de los sistemas informáticos de los bancos unida a la existencia de potentes dispositivos móviles en nuestras manos ha disparado las posibilidades de existencia de nuevos y complejos servicios que nos ayudan a relacionarnos con nuestros bancos y los medios de pago, incluso de maneras que no habíamos previsto.

¿Y quién se dedica a esto? Pues un poco todos, empresas de tecnología jugando a ser bancos y bancos jugando a ser empresas de tecnología, surgen interesantes modelos híbridos como la última apuesta del fondo inversor en innovación del Banco Santander. Como se anunciaba hace muy pocos días (enlace a nota de prensa), el Banco Santander invertía en Cyanogen a través de su brazo inversor especializado en nuevas tecnologias (http://santanderinnoventures.com/).

Cyanogen, pese a tener nombre de medicamento :-), es una potente empresa que ha saltado de hacer personalizaciones del sistema operativo Android a crear su propio sistema operativo para móviles en un ambicioso proyecto. Y Santander no quiere ser un cliente sin más de las plataformas sino ayudar de primera mano en la construcción de la misma, aprendiendo y, a la vez, ofreciendo todo su know how, para que sea un éxito.

Vivimos tiempos híbridos. Y el mestizaje es bueno. Siempre.

Creatividad e Informática

Los informáticos tenemos suerte de tener una profesión transversal ¿Qué quiere decir eso? Bueno, que como los publicistas, nuestro trabajo nos obliga a ponernos en los zapatos de nuestro cliente/usuario y entender en profundidad todos los elementos de su negocio antes de crear soluciones que se adapten a sus necesidades.

Cuando un informático trabaja, por ejemplo, para crear una aplicación móvil para banca de empresas tiene que conocer a fondo las necesidades de las empresas y los productos bancarios creados para satisfacerlos, pero es que tan pronto termina ese proyecto. al día siguiente el objetivo es otro completamente distinto A nada que tu carrera haya sido un poco variada, pasarás conociendo entresijos de un montón de negocios buena parte de ella.

Pero hoy me preocupa mucho más la vigencia en el tiempo de esas soluciones que vamos construyendo. Hay veces que desarrollos informáticos creados provisionalmente pasan a ser la columna vertebral de soluciones que duran años y años, en otras ocasiones, soluciones hechas para durar no llegan más allá de "dos primaveras".

Hoy tuve un par de deja-vu que dispararon mi nostalgia y este post. Por un lado, el contacto con un trabajo evolución de una tarea mía de 2004 sobre comercio electrónico, se encontraba casi irreconocible con el paso de los años debido a sucesivos parches y evoluciones cuando ya no dependía de mi (desde2009). Lo he sentido con ese orgullo de padre que ve ya crecido a su hijo.

Por otro lado, un trabajo que comenzó en 2007 y que sigue evolucionando pero sin grandes saltos en sus últimos años. Dependió de mi hasta 2012. En este caso mi sentimiento era de padre protector que sigue viendo en ese hijo ya crecido el mismo niño que dejó unos años atrás.

Curiosas sensaciones, muy diferentes y muy parecidas al mismo tiempo. En ambas el orgullo de que algo que creaste un día sigue sirviendo y ayudando a mucha gente.

Engagement y Estrategias de Marketing de Apps

Hoy os cuento la historia de Mar Carrillo Moreno que, como parte de su trabajo de fin de máster, me propuso responder a estas sencillas preguntas sobre el "Engagement" en las aplicaciones móviles.

¿Qué entendemos por Engagement? esa fue su primera cuestión y, como cuenta en su informe, viene a ser la capacidad de que tu servicio o app móvil enganche a sus usuarios, los fidelice. El caso es que ella nos enganchó en su proyecto, porque no fui un caso aislado, Mar propuso a muchas más personas responder a las mismas preguntas y recientemente ha compartido con nosotros el resultado de este trabajo en su blog.

Os dejo el enlace, ella lo cuenta mucho mejor, y las preguntas que nos hizo llegar.


1º ¿Qué es para ti el Engagement?
Definir para ti el concepto - No sé lo que es - otra

2º ¿Qué es para ti el Engagement en las aplicaciones móviles?
Definir para ti el concepto - No sé lo que es - otra

3º ¿Crees que es importante el Engagement en el proceso de planificación de una app?
Si muy importante - No sé ni lo que es- Solo en ciertas etapas del proceso de creación de una app. - otra

4º ¿Desde cuando consideras que hay que tener en cuanta el Engagement de una app?
Desde el comienzo de desarrollo de las apps - Cuando sale al mercado - No considero relevante el engagement si una app es buena - otra

5º ¿Qué pasos consideras que hay que seguir para llevar a cabo estrategias de Engagement en las aplicaciones móviles?

6º ¿Consideras que se puede crear Engagement con el usuario de una aplicación móvil solo con la aplicación en sí, o es necesario otras estrategias de comunicación fuera de la aplicación?
- Si, porque... - No, porque... - Depende, porque....

7º ¿Qué acciones o tácticas consideras imprescindible que tiene que tener una aplicación móvil?
- personalización - Poder compartir por redes sociales - notificaciones - otras

8º ¿Podrías definirme por favor, acciones las cuales pueden clasificarse como acciones de Engagement en las aplicaciones móviles?
notificación de mensajes interactivos - clasificación por premios según información introducida por el usuario ....

9º ¿Puedes poner un ejemplo de alguna app que gracias a su estrategia de Engagement haya conseguido su éxito y sea valorable para mencionar en el estudio?

Mediocridad e Innovación


¿Qué tiempo tarda la mediocridad en matar la innovación? Porque la mediocridad mata la innovación, lo tengo claro, más que claro. Prueba a juntar a un equipo brillante y motivado con ganas de hacer cosas, si le rodeas de mediocres o no les ofreces un liderazgo claro, el impulso irá apagándose poco a poco, entre destellos y genialidades que te dejan clara la excelente materia prima presente, pero cada vez mas anárquicos y espaciados. 

Lo he visto y sufrido en equipos deportivos y en equipos de trabajo, es muy complicado avanzar en el pantano de la mediocridad. Pero no todo es malo, también existe el suceso contrario, es posible potenciar y hacer crecer un equipo muy por encima de la suma de sus individualidades, no es tan difícil: el optimismo y los resultados crecen con tan sólo abonar un poco y cuidar el jardín.

¿Y cuando estamos a mitad de camino? ¿que hacemos? no me refiero a lo que hacemos con los equipos de colaboradores, me refiero a nosotros mismos, a nuestra actitud. Todos tenemos oportunidad de elegir como afrontar las cosas que nos suceden, con mediocridad, contagiando poco a poco a los que nos rodean, o con brillantez, cambiando las formas de entender la vida, innovando durante todo el camino hasta encontrar la tecla que ayude a nuestro entorno a salir de esa mediocridad y su imponente inercia.

Elijo brillar. Y este blogg es una manera más de caminar hacia el éxito y, lo más importante, alejarse poco a poco de algunos mediocres.

Nota: la imagen la encontré en este artículo del blog salmón 

Reader´s Digest

Mi padre explicaba hace unos días a sus nietos lo que suponía leer un número de la revista Reader´s Digest en la década de los 60/70/80:

"Reader´s Digest era lo que actualmente es Internet"

Y no le falta razón. Aquellos veranos de mi infancia leyendo y releyendo números y números de aquella revista diferente que aparecía por cualquier lado en casa de mis abuelos tanto maternos como paternos. Nadie hablaba de ellos, pero allí estaban, repletos de historias, entrevistas y anécdotas de todo el mundo y de todas las temáticas imaginables.

En realidad los números que yo tenía en mi poder eran de la versión en español, formalmente denominada "Selecciones Reader´s Digest", una especie de mezcla entre artículos traducidos y producción propia (los menos). Se trataba de una revista única, para empezar, el formato era diferente, pequeño y manejable, encuadernado como si de un libro se tratase y con un finísimo papel aprovechado al máximo. Sospecho que sólo podía conseguirse vía suscripción, pero quizás también se vendía en quioscos, no lo sé.

Las portadas siempre repletas de información no llevaban fotos de actualidad ni famosos, la mayoría de las veces presentaban directamente el índice, siempre pensando en el lector. Se trataba de una revista divulgativa a medio camino entre el Muy Interesante, una revista de viajes, entrevistas a lo JotDown y algunos retazos más. La variedad en las temáticas y contenidos era apabullante y su originalidad no le iba a la zaga, historias de todo tipo que siempre dejaban al lector con la sensación de formar parte de las mismas, un estilo que ahora volvemos a ver con fuerza en muchos nuevos medios.

Para colmo, al tratarse de artículos traducidos de otros países, tenías la oportunidad de leer sobre diferentes usos y costumbres, situaciones locales, idiosincrasias y personajes radicalmente diferentes a esa España de la transición.

El acceso que un chaval como yo tenía a todo ese tipo de lecturas era muy limitado, por lo que exprimía cada número en esas largas siestas en las que nunca dormía y que tenía que rellenar en una actividad silenciosa, cuando no directamente metido en la cama.

Que me despisto y me pongo tontorrón, todavía más, volvamos al tema que nos trajo hasta aquí. Aquellas revistas eran una ventana al mundo, algo que actualmente encontramos en internet. Mi padre no iba nada desencaminado.

PD: La revista sigue existiendo www.selecciones.es


A comprar y a vender

El año pasado tuve la suerte de vender dos coches y una casa. No está nada mal. En 2014 lo que tocó fue comprar una nueva cueva para toda la manada. Si habéis realizado al menos una mudanza sabéis perfectamente lo que eso supone en términos de "limpieza" de stock y de adquisición de nuevos enseres.

De todo eso de lo que decidimos desprendernos, tocó decidir entre cuatro destinos, y hubo mucho para todos ellos:
  • Punto limpio: muuuuchas cosas salieron directamente para no volver a ser utilizadas. A la basura, o mejor dicho al punto limpio, que en casa somos muy de reciclar
  • Donaciones: rumbo a la residencia de niños de la Comunidad de Madrid que hay cerca de casa en su mayoría, a la tienda de humana de cerca de casa o a conocidos
  • Regalos / donaciones a familiares, amigos y personas cercanas: similares al punto anterior pero donde el destino es alguien conocido 
  • Venta: como artículos de segunda mano: en un pujante mercado del que quiero hablaros hoy
Y es que, amigos, todo tiene un precio, bueno, casi todo, y alguien que lo necesita o busca. Y cuando digo todo, es todo. Ordenadores averiados, viejos dispositivos, juguetes, juegos, libros, muebles... desde hace dos años he visto entrar y salir de casa toda clase de artículos. ¿Y cómo? Pues gracias a las herramientas cuya experiencia de uso os quiero contar hoy.

He utilizado tanto webs como aplicaciones móviles. Algunas muy enfocadas a determinados sectores (vehículos, inmuebles, electrónica) y otras generalistas. Me encantaría que compartieseis vuestras experiencias si habéis usado alguna, bien sea por los comentarios o las redes sociales.

Para el mundo inmobiliario el único contendiente válido es el portal idealista (www.idealista.com). Yo buscaba vender y comprar vivienda usada en Madrid y ahí ha sido donde lo he conseguido. Quizás a la hora de alquilar o compartir piso (¿conocéis beroomers?) el panorama es diferente, o en otras ciudades o para vivienda nueva hay alternativas, no lo conozco, en e caso de a vivienda usada, lo que no está en idealista, no existe.

Para los coches el panorama se abre más: autoscout24, coches.com o coches.net (perteneciente a Segundamano), pero tanto los dos que vendí como uno de los que compré llegaron gracias a contactos y redes sociales y no por los portales de compra-venta. Mis vehículos no eran coches de "culto" ni eran una oportunidad especialmente reseñable, quizás ahí estén las diferencias.

Pero luego llegan el resto de elementos muebles, ropa, juguetes y todo tipo de stuff que dirían los americanos, todo tipo de cacharros. Para eso he sacado brillo a dos aplicaciones y una web:

Selltag (www.selltag.com): Un pujante proyecto de unos cuantos amigos con mucho foco en el móvil y que poco a poco se hace un hueco en el mercado gracias a las carencias en el mundo móvil de el antiguo líder de esto de la compra y venta. Es facilísimo poner a la venta cualquier cosa.

Wallapop (www.wallapop.es): al igual que Selltag, su foco es el móvil. Ha adquirido mucha relevancia en el pasado otoño de la mano de una campaña publicitaria en televisión. Desconozco qué modelo de negocio puede quemar dinero a ese ritmo, pero el caso es que ha servido para popularizar  la compra venta y está suponiendo la primera experiencia en el sector para muchos usuarios. Su punto fuerte está en la oferta y demanda que han conseguido concentrar. Veremos ahora sin el apoyo de la fuerte inversión publicitaria hasta donde llegan.

Segundamano (www.segundamano.es): el que para mi es y será el clásico de la compra venta, mas orientado a web, aunque ahora mejore a marchas forzadas su aplicación móvil. Funciona muy bien en Madrid y su comunidad, cediendo protagonismo en otras capitales y provincias, a mi entender, a Milanuncios (www.milanuncios.com). Vvo en Madrid, y en esto de la segunda mano influye mucho la cercanía, por lo que soy usuario de la primera y no de la segunda. Por cierto, en esto las aplicaciones como selltag o Wallapop lo bordan al darte los resultados más cercanos a tu ubicación, suerte de poder usar el GPS / localización del móvil.

Uso también puntualmente ebay (www.ebay.es), pero lo hago más en búsqueda de artículos nuevos que como compra venta entre particulares de articulos usados.

Aquí lo dejo, es vuestro turno, y tened en cuenta que cuando uno se mete en este mundillo, lo importante no es el precio al que compras o vendes, que también. Lo mejor es la sensación de que el que lo compra lo va a usar. De que lo valora. Al donar no tienes habitualmente esa retroalimentación.
Related Posts with Thumbnails
top